jueves, 7 de diciembre de 2017

FERRATAS EN ECRINS (ALPES FRANCESES)

09-2017

Situación Parque Ecrins y alrededores
Tras nuestro periplo por Ticino y un breve paso turístico por el norte de Italia, nos trasladamos a Briançon , en los Alpes franceses para realizar algunas ferratas y recorridos a pie. En las oficinas de turismo se puede pedir una publicación gratuita con todas las ferratas de los alrededores; el folleto contiene toda la información necesaria: ubicación, descripción, topos, dificultades...

Briançon
La comarca de Briançon y sus alrededores son un núcleo neuralgico de toda esta parte de los Alpes. El casco histórico de Briançon es muy importante, con varias edificaciones consideradas como "monumentos de Fracia"; es muy recomendable pasear por el mismo, visitar las murallas y degustar en alguno de los restaurantes de la parte monumental una sabrosa "Raclette".

Calles en parte antigüa de Briançon

La Falaise
La primera ferrata que teníamos pensado hacer  era "La Aiguillette du Lauzet"; un itinerario del estilo de las ferratas de Dolomitas. Cuando llegamos, nos encontramos con un "bando" del ayuntamiento que señalaba su cierre desde primeros de agosto en adelante por "seguridad". Una lástima, estábamos  muy interesados en hacerla; como alternativa optamos por la "Falaise", en el valle de Freissiners. 

Ferrata de la Falaise
Recorrido con vistas magníficas del valle; por lo demás, muy fácil; a pesar de que indica partes con mayor dificultad. Muy bien equipada y marcada la aproximación y el retorno. Se trata de un itinerario histórico y la primera ferrata francesa; posiblemente, su trazado sea fiel al "espíritu original" de sus creadores.

Ferrata de Falaise
La Pisse
Magnífica ferrata  que remonta la vertiginosa cascada del mismo nombre; se sube por la derecha, según la miramos de frente. Recorrido con cierta dificultad y exigencia, con pasos aéreos y disfrutando de las vistas de las montañas alpinas y de la cascada.

Cascada de la Pisse
Nos llevará entorno a 1,5-2h. Arriba, tenemos vistas de las cascadas superiores del torrente que nos ha servido de referencia; el retorno pasa por el refugio des Clots, situado en un entorno muy bonito. Descendemos para ver un lago "seco" con numerosos paneles explicativos; seguimos bajando y el sendero tiene un buen tramo "equipado" con sirgas y peldaños, por donde conviene llevar el arnés y el equipo de ferratas. Después, llegamos otra vez a la base de la cascada y retornamos por la aproximación.

Ferrata de la Pisse

Subida al Monte Thabor
Jornada de transición, decidimos ascender una cumbre clásica de estos lugares: el Monte Thabor, de 3.200m. La ascensión la realizamos por la parte del valle y la bajada por otra paralela; las dos de gran belleza. La aproximación, cumbre y retorno ofrecen magníficas vistas de los Ecrins.

Lac du Peyron, descendiendo del monte Thabor
Mines du Grand Clot
Con esta actividad, concluimos nuestro paso por la comarca de Briançon; ferrata larga 2-3 horas, que asciende por toda una pared con vistas al glaciar de la Meige. El trazado trepa por la montaña y discurre entre las numerosas bocaminas colgadas en la pared; de las cuales, estos esforzados mineros extraían galena.

Bocamina subiendo por la ferrata
La ferrata es de corte clásico; la primera parte es muy interesante y la más atlética; luego una zona de sendero y otra parte final con algún tramo equipado, hasta el final en los llanos cumbreros. Las vistas durante toda la actividad son impresionantes; parece que tienes el glaciar a un paso. El retorno es de algo más de una hora, bajando por senderos que cruzan algunas pistas de esquí hasta Chazelet.

Ferrata de Mines du Grand Clot
Si sólo tenemos un coche, tendremos que bajar por un sendero vertiginoso, camino de la ermita del "Buen Reposo"; y continuar hasta la carretera, siguiendo por ella al pueblo de Freaux. A la entrada, veremos indicaciones para seguir por fuera de la carretera y retornar al punto de inicio de la ferrata. Nosotros sólo teníamos un vehículo y lo dejamos en Chazelet, realizando esta bajado al inicio de la actividad; nos costó algo menos de una hora; atentos al horario, la actividad completa puede oscilar entre 5-7 horas.

Panorama de retorno, glaciar de la Meige a la derecha
Toda esta comarca está muy relacionada históricamente con la minería; podemos observar numerosos vestigios: museos, actividades para visitar minas, senderos temáticos, ferratas... siendo las explotaciones, mayoritariamente, de mineral argentífero.


Vestigios en mina D´Argent
Dejamos pendientes varias ferratas que nos interesaban, picos y varios barrancos para otra futura ocasión... hasta entonces.

Bibliografía
Cartografía utilizada, en papel y para GPS en web Mapas Alternativas Libres
Guía "Guide des Via Ferrata Hautes-Alpes, Alpes de Haute-Provence", ofrecida gratuitamente en las oficinas de información de Brianson y alrededores.
https://es.wikipedia.org/wiki/Brianz%C3%B3n

Texto y fotos
José Mari Rey García

jueves, 23 de noviembre de 2017

BARRANQUISMO EN TICINO (SUIZA)

09-2017

Mapa de Suiza por cantones

Los barrancos del cantón suizo de Ticino son otro de los destinos clásicos del barranquismo. Esta vez optamos por una toma de contacto de los mismos. Descensos caudalosos, divertidos, estéticos, técnicos, muy interesantes... de los que hay que conocer. El granito es protagonista, otorgando una estética propia a estos barrancos. 

Panorama del valle con el Lodrino al Fondo

Cresciano Inferior
El viaje fue tranquilo y no se nos hizo demasiado pesado; al llegar, nos acercamos al aparcamiento del Lodrino para ver como baja. Según las fotos de los libros, respecto al control de los niveles de caudal, está alto; por lo que optamos por acercarnos al Cresciano Inferior, que está enfrente. Éste baja  flojo de caudal, está muy concurrido, cuajado de saltos y toboganes... estético y se puede abandonar en muchos puntos; rompemos el hielo con este descenso.

Rápel en Cresciano Inferior

En el parking del Lodrino vemos más furgonetas con matrícula española; les dejamos una nota y coincidimos más tarde con ellos; han bajado el Lodrino y nos comentan que los días previos han caído lluvias importantes, por lo que muchos descensos van bastante altos. En los siguientes días, en todos los descensos, había matrículas españolas en los aparcamientos, lo que nos permitió comentar diferentes aspectos de las actividades con compañeros de diferentes lugares del país.

Cresciano Inferior

Osogna Inferior.
Va medio-bajo, pero divertido. Primer tramo de pasillo encajado muy acuático y pasillos pulidos de gran belleza. El rápel de 50m es magnífico, el agua empuja... pequeño movimiento abajo, pero eludible con facilidad. La siguiente "badina poza" es también, como el resto muy estética; el último tramo de verticales se abre hasta la poza final junto al pueblo des mismo nombre.

R45 en Osogna Inferior

Valgrande Inferior.
Hay que desplazarse hasta el cercano valle de Maggia, uno de los clásicos de esta zona; rodeado de un espeso bosque con partes muy encajados, muy estético. Lo cogimos con caudal medio y en las dos últimas dificultades se formaban rebufos fuertes, sobre todo en el último, un rápel acanalado por el que discurre el agua con mucha fuerza.

R25 en Valgrande Inferior

Última tramo acanalado en Valgrande Inferior

Iragna Inferior.
Hay una baliza que te lleva a un sendero cuyo destino es un R8 de un árbol a una zona previa al C40 de la parte inferior, ahí empezamos. Según los libros, empieza ahí la parte inferior; según otros es algo más arriba. C40 espectacular con el agua vaporizada cayéndote encima; abajo nueva cascada amplia y numerosos toboganes, saltos... magnífico entorno natural.

Gran cascada en Iragna Inferior

R20 en Iragna Inferior

Combra
Barranco que desemboca en el lago artificial del mismo nombre; recorrido corto, pero divertido y estético, con numerosos saltos y toboganes; atención al caudal.

Barranco de Combra
T20 en Combra

Esa tarde noche, como indicaban las predicciones, comenzó a llover... El día siguiente lo tuvimos ocupado con medicos con unas in oportunas anginas. Tras la noche y el día de lluvias, ver los check point y las cascadas finales de los principales barrancos fue algo sorprendente, un espectáculo completamente inesperado.

Caudal desbordado del Lodrino

El Lodrino era una furia desatada, su última cascada rebosaba varios metros y desbordaba la penúltima poza; era una riada desproporcionada. La visión de la cascada final del Iragna era del mismo corte; a primera hora, el Cresciano había ganado caudal y lo estaban haciendo varios grupos... al pasar dos horas después, estaba desbordado. De hecho, unos barranquistas catalanes nos comentaron que los equipos de rescate habían tenido que evacuar a un grupo de 15 personas... inusitado.

Caudal del Iragna en crecida
Termina aquí nuestro paso por Ticino, nos quedan unos cuantos descensos pendientes para otra  próxima ocasión... varios de ellos integrales.

Bibliografía
Libro "Canyoning in the Alps"
Cartografía utilizada, en papel y para GPS en web Mapas Alternativas Libres
http://www.swisscanyon.ch/
http://www.nko-extreme.com/2012/barrancos-en-ticino-2012/

Texto y fotos
José Mari Rey García

miércoles, 8 de noviembre de 2017

GARGANTA DE SCIALA (FRANCIA)

08-2017

C8 en Sciala
Barranco acuático, técnico, bien equipado con puntos altos, umbrío, muy resbaladizo, con partes encajadas y paisajes de gran belleza. Con el caudal de la foto del C8  se baja sin problemas. Tramo encajado a su mitad, con sucesión de cascadas y final con sifón marmita oculto. 

Sciala, pasillo previo a sifón problemático
Antes de este sector, c8 estético con acceso a cabecera delicado. Abajo... pasamanos alto, resbaladizo y acrobático con punto intermedio a siguiente cabecera; cruzamos el cauce y en la margen izda punto previo a nueva cabecera. Si bajas por el activo caes en marmita peligrosa; hay que atravesar de nuevo la vena para acceder en pared de enfrente, a pasamanos con varios puntos con nueva cabecera que aleja de marmita a evitar. Para este paso se hizo un rápel guiado, tirolina y se pasaba sin problemas.

C5 en Sciala
Sigue un tramo de rápeles cortos y muy acuáticos hasta llegar al cruce con la ferrata de Sciala, por la que podemos abandonar o seguir el cañón. Como era la primera vez, continuamos por el barranco; la prolongación tiene toques interesantes y el paisaje es magnífico; pero para otras ocasiones, es buena opción salir por la ferrata. 

Sciala, cascada en tramo tras ferrata
Al final, el barranco se abre; avanzamos unos centenares de metros y tomamos un sendero difuso por la margen derecha que nos lleva a una pista asfaltada (posible pk inf) y la carretera.

En esta oportunidad, coincidimos con otro grupo aragonés en el inicio del barranco y disfrutamos del mismo en buena compañía.

Bibliografía
Libro "Gorges et Canyons Bearn et Pays Basque"

Texto y fotos
José Mari Rey García

martes, 24 de octubre de 2017

LA CUBADA GRANDE (BURGOS)

05-2017

Castro Valnera  desde la ladera de Cubada Grande
El sistema de la Cubada Grande se encuentra en los montes de Valnera; el complejo tiene varias entradas, alguna de ellas con verticales de más de 100m. Nuestro objetivo era visitar la galería de "Los Cristales", accediendo al sistema por la entrada más rápida; descendiendo por la CM20 y el pozo de la vía directa.

Pozo de entrada cm20
Nos juntamos compañeros aragoneses y el que suscribe; la mañana era fresca y realizamos con rapidez la aproximación y los preparativos previos; primeros pozos encadenados, cornisa desfondada y paso incomodo a cabecera de rápel corto. Abajo seguimos por la vía más evidente y a los pocos metros, a la derecha aparece la vía del Agüe, siguiendo por la izquierda, el meandro nos lleva enseguida a la vía directa. El agua y la incertidumbre de que nos caiga directo, nos hace decantarnos por la vía del Ague, más fraccionada; regresamos a la misma y primer tramo a vertical larga y estética, en la que nos mojábamos, tal vez más que en la directa. Corto y estrecho meandro y p15 que da con la galería de los Ahivas. 



Pozo del Agüe, parte final a Ahivas

Visitamos los cristales, recorrimos las grandes galerías río abajo y visitamos el vivac y alrededores, comprobando el camino de remonte hacia la CM6. Una cavidad emblemática, que nos permitió disfrutar una vez más de los mejores ingredientes que sazonan nuestro deporte-ciencia.

Galería de los Ahivas
Bibliografía
http://clubvianaespeleo.blogspot.com.es/p/burgos.html

Texto y fotos
José Mari Rey García

jueves, 12 de octubre de 2017

SENDERO DE "LA CANALETA", EN LA FOZ DE ARBAYÚN (NAVARRA)

07-2017

Canaleta, en un tramo vertical
"La Canaleta", es una conducción que lleva agua de boca desde la fuente de Arbayún, en plena Foz del mismo nombre,  al municipio de Lumbier. Fue construida entre los años 1920 y 1928, tiene una longitud de 11 km y su coste fue de 392.000 pts de "aquellos tiempos", una cantidad elevada para la época.

El trazado de este canal se puede seguir por un sendero que, mayoritariamente, discurre por bosque cerrado de encinas y boj hasta una plataforma de captación; donde se desvía una parte importe de su caudal por la "canaleta". 


Varios de sus tramos, al principio del conducto, discurren por repisas estrechas junto a los "cortados"; estando el tramo más estrecho y vertical "protegido" por una sirga de acero, a la que nos podemos asir, a modo de "quita miedos".  Si no estamos habituados a transitar por este tipo de senderos, o el terreno está mojado, es mejor abstenerse de realizar el camino. Asimismo, en estos tramos podemos observar como se ha labrado la roca en su apertura y el esfuerzo que pudo suponer para los trabajadores que participaron en su construcción. 



A mitad de camino, aparece un desvío a la derecha -con un mojón de piedras-  que podemos seguir a la hora de regresar; esta senda remonta el barranco de Valdelaco y retorna al incio de la "canaleta" dando un rodeo por las estribaciones de la sierra de Leire, evitando repetir la primera mitad del trazado. También, por supuesto, podemos realizar el camino de vuelta por el mismo lugar por el que vinimos.



En cualquier caso, el recorrido de la "Canaleta" nos permite disfrutar de magníficas vistas de la foz de Arbayún y de las aves que lo pueblan.


Powered by Wikiloc

Para ver los detalles de la salida y poderla descargar, pinchar en el logo de Wikiloc, en el mapa o el título.

Texto y fotos
José Mari Rey García

jueves, 28 de septiembre de 2017

BARRANCOS ALBOREZAL, CAUTIECHO Y OTROS (SIERRA DE GUARA, HUESCA)

06-2017

Una vez más, nos acercamos a Guara con amigos navarros, con los que disfrutamos de un fin de semana magnífico, haciendo barrancos con un tiempo espectacular. Hace mucho calor y los descensos que vamos a acometer no son de los más caudalosos... de todas formas, a pesar de no llevar mucho caudal, las pozas y los tramos con agua suavizan el ambiente y nos permiten disfrutar del paisaje que nos rodea y de los descensos.

Panorama en la aproximación a Cautiecho

Barranco de Alborezal
En un principio, nuestro organizador no había pensado en este barranco para este ocasión, de cara a enlazar con el Cautiecho; sin embargo, la charla durante el viaje, nos decanta por esta opción para entroncar con el acceso a la parte superior del barranco de As Capillas.

Rápel en primer tramo Alborezal

Encontramos Alborezal seco en su inicio, alternando destrepes y rápeles; aparece un sector más estrecho con destrepes en oposición y pozas diversas hasta la parte final con un rápel fraccionado en una profunda poza colgada que se une al barranco de los "estrechos" del Balcés en un bonito rápel final.

A continuación remontamos los "estrechos", dejamos a la izquierda la salida de "Cueva Cabrito" y seguimos río arriba hasta tomar en la margen izquierda el sendero de acceso al Cautiecho.

Rápel de unión con los "estrechos" del Balcéd

Cautiecho  
Había tiempo y estábamos animados a realizar este descenso integral; remontamos el sendero hasta el circo de las Capillas donde comenzamos, parando con frecuencia para disfrutar del espléndido paisaje que nos envolvía; en su inicio el barranco está vestido y ausente de agua. Destrepes y algún rápel que van animando la actividad; zona encajada y escalonada, con algo de agua, hasta alcanzar el  bonito rápel de 40m; a continuación pasillos encajados y encharcados nos devuelven al Balcés.

Zona superior "As Capillas"

Volvemos a remontar un corto tramo y tomamos una larga senda sin mucho desnivel que nos lleva a las proximidades de la carretera; la subida con este calor es pesada, pero unas rondas cerveceras nos lo sacuden sin piedad.

R40 en Cautiecho
A la cena se unen otros dos compañeros que han salido por la tarde y han realizado el Formiga; compartimos experiencias y vamos planificando el día siguiente, que comenzaremos con otro clásico, el Fornocal.

Fornocal
La escasez de agua también era acusada en este descenso; sin embargo, no dejamos de disfrutarlo por ello... nos divertimos conociéndolo y admirando sus pasajes y recovecos, con vistas  a otro encuentro con mayor caudal. La cavidad que recoge el agua de las fuentes también sufría el estiaje. Muy divertido, salpicado de rápeles, numerosos destrepes, saltos... rodeados de un entorno natural espléndido.

Rápel cerca de las fuentes

Una vez terminado, optamos por hacer otro descenso cercano, el Sarratanás,  que volvía a unirse al Fornocal, compartiendo su final, 

Bello paisaje en Fornocal

Sarratanás
Nos ponemos en marcha rápidamente, el acceso es corto y pronto llegamos a su cabecera, saboreando a cada paso el bello panorama que se ofrece a nuestros pies. 

Inicio barranco Sarratanás
Bonito barranco en conglomerado, inicio con numerosos resaltes entre pozas estancadas; algunos de ellos se podía superar con acrobáticos destrepes, oposiciones o por con cuidado por los laterales. Otro tramo de estrechos  acrobáticos nos llevan a una amplia visera que anticipa la parte más interesante del descenso; sucesión de rápeles, pozas entre paredes estrechas y oscuras que nos lleva a la cascada final... el cauce se filtra entre un caos que se vuelve a unir  a la última parte del barranco que hicimos por la mañana.

Rápel en tramo final encajado

Bibliografía
Libro "Sierras de Piedra y Agua".

Texto y fotos
José Mari Rey García

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Barranco Jardín, en la selva de Oza (Pirineo Aragonés)

06-2015

Aproximándonos a la cabecera del barranco Jardín

El barranco Jardín se encuentra en el bello paraje de la Selva de Oza; un descenso con zonas abiertas y encajadas, de alta montaña, cuyo entorno le aporta una estética espléndida. Otra característica es el color rojizo que impregna sus aguas; su recorrido es irregular alternando tramos interesantes con largas zonas de andar.

La aproximación nos lleva en un par de horas a las estribaciones del Castillo de Acher; subida exigente, con hermosas vistas.

Primeros rápeles a la sombra de un nevero
Comenzamos con una caminata interrumpida por algún resalte de mayor o menor altura, que es posible destrepar por sus lados; alguno de ellos se fundía con algún que otro llamativo nevero.

R10 tras rampas de bloques

Proseguimos un buen trecho entre bloques, hasta iniciar otros tantos rápeles con desigual interés, pero rodeados de un escenario de montaña que nos hace olvidar cualquier otro aspecto. Encontramos una cabecera que parte de un tronco en medio del cauce y que nos descuelga en un R15, esta acrobática salida nos anticipa la dificultad más interesante de este descenso, un bello y atrevido R40 dividido en dos secciones; a tener en consideración la parte central si baja fuerte; hoy, el cauce marchaba con suficiente caudal para  que la cascada "empujara" con fuerza.


R40 en Jardín
Después, largo trecho de andar y resaltes, con un último tramo que se puede eludir por algún sendero lateral en la margen derecha que acaba enlazando con una posible escapatoria, el GR11. Aquí comienza la última parte del descenso: tramo corto, encajado, resbaladizo e interesante con varios rápeles que no superan los 15 metros. Poco antes de la unión con el río Aragón Subordán otra senda por la margen izquierda nos aproxima a su cauce, lo atravesamos y retornamos por la carretera hasta el punto de partida, en las cercanías del campamento y refugio de Oza.

Rápeles último tramo Bco Jardín

La actividad completa lleva entre 5-6 horas en total, interesante y estética en su conjunto, aunque puede quedar algo deslucida por los largos tramos de andar entre dificultades reseñables.

Texto y fotos
José Mari Rey García