jueves, 24 de noviembre de 2016

YA ES POSIBLE FEDERARSE, LICENCIAS AUTONÓMICAS DE ESPELEO


Ya es posible federarse a través de las federaciones de montaña (vasca) o de espeleología. Resaltar las licencias autonómicas que oferta la Federación Riojana de Espeleología; las modalidades que presentan son la "básica" de espeleo, barranquismo, espeleobuceo y senderismo; y "plus" que cubre la mayoría de los deportes de montaña, incluyendo las disciplinas alpinas para BTT, Snowboard y buceo de recreo; ambas modalidades cubren responsabilidad civil y rescate en cualquier medio por un importe de 18.000-20.000 eu.

Los precios para el año 2017 son:
Básica: España 47 eu; Europa 60 eu; Mundial 77 eu.
Plus...:  España 80 eu; Europa 87 eu; Mundial 124 eu.

Más información en nuestro apartado federativo o contactando con nosotros.

martes, 22 de noviembre de 2016

REVISTAS DIGITALES SOBRE ESPELEOLOGÍA


La revista "Subterránea" fue en su momento una importante referencia del colectivo espeleológico, donde ponerse al día en sus artículos de temas como exploraciones, técnica, cavidades...  

Con el tiempo, se fueron abriendo paso otras publicaciones en papel,  y en Internet las primeras páginas con información de grupos... precursoras, años después de las nuevas web, blogs, facebook y demás tendencias digitales.


La desaparición de la Federación Española de Espeleología, llevó consigo la extinción de "Subterránea", tomando su relevo nuevas publicaciones, digitales en su mayoría.

La última que ha re aparecido ha sido "Cota 0"; un medio que nació hace ya unos años y cuya actividad desde su inicio ha sido intermitente. Cuando ha funcionado ha sido una revista muy completa e interesante, y en su nueva andadura siguen en la misma línea.


Hace pocas semanas el blog "Todoblogespeleo" llegaba a un acuerdo con la CEC para continuar en la red y con el nombre de la mítica revista "Subterránea" una amplia labor de difusión y potenciación de nuestro deporte - ciencia. Este blog desde su inicio ha enlazado la información de un gran número de blogs y web del colectivo de espeleólogos y barranquistas, y con este acuerdo pretenden añadir nuevos contenidos de interés.



La Federación Andaluza tiene su propio medio que informa ampliamente de la actualidad espeleológica en su territorio, con la revista Andalucía Subterránea en formato PDF.


A destacar también la excelente revista Gota a Gota, que desde hace unos años se ha ganado el prestigio en nuestro entorno. Un proyecto coordinado por el grupo de Villacarrillo, en el que podemos encontrar artículos sobre exploraciones, biología, cavidades y otros múltiples temas relacionados con la espeleología.



Además de éstas, resaltar la labor de las numerosas publicaciones digitales y en papel que no hemos mencionado, que salen adelante con el esfuerzo y dedicación de grupos,  asociaciones, federaciones... Publicar contenidos, independientemente del medio, requiere del trabajo y el tiempo libre de numerosos compañeros/as comprometidos con la divulgación de este actividad que nos apasiona... para todos/as, nuestro reconocimiento y apoyo.

miércoles, 2 de noviembre de 2016

BARRANQUISMO POR EL VALLE DEL JERTE Y LA VERA (EXTREMADURA)

10-2016

El Jerte una comarca extremeña, enclavada en el extremo nororiental de la Provincia de Cáceres, limitando al N con Ávila y Salamanca, al W con la comarca del Ambroz, por el S con la ciudad de Plasencia y al E con la comarca de la Vera. Esta comarca es conocida, sobre todo, por la espectacularidad que adquiere en la floración primaveral de las cerezas; un hermoso valle donde disfrutar del paisaje y de la gran oferta rural y de senderos balizados en las sierras que lo flanquean. 

Comarcas del Jerte y La Vera
En la Vera, además del paisaje: la historia, la cultura, el pimentón, los museos, sus cascos históricos... 

Hasta estas tierras nos hemos acercado en esta semana de vacaciones, para conocerla descendiendo sus gargantas y barrancos; se anunciaba tiempo desapacible aquí y en gran parte de la península, por lo que seguimos con el plan y disfrutamos del mismo intensamente. En lo referente al caudal, no iban muy altos cuando llegamos; sin embargo, algunos de ellos pasaron al otro extremo los últimos días. A continuación detallamos los descensos que realizamos...

Garganta de los Papúos, cascada del "Caracol"

Descensos en el Valle del Jerte

Barranco del Hoyo
Descenso sencillo y corto, con cinco rápeles que con poco caudal carecen de dificultades técnicas; figura que se realiza en 1,5-2h, pudiéndose descender en menos tiempo en condiciones normales. Cascadas estéticas, poco comprometido, ideal para complementar con otro descenso de la zona.

Cascada en barranco de Hoyos

Rápel final en barranco de Hoyos
Garganta de los Papúos
Desde el pueblo de Jerte, sin combinación de coches, más de hora y media de bonita aproximación a pie; en la última parte de la misma, el camino pasa a convertirse en sendero. Más adelante, encontramos una bifurcación con balizas en ambos caminos; bajamos por la derecha. La senda baja hasta el cauce; poco antes de llegar al mismo, cuando vemos las cascadas algo más arriba, tomamos por la izda otro camino algo más difuso que sube ligeramente y lleva hasta el punto de inicio del barranco.

Papúos, última parte de la aproximación
Descenso estético y abierto, con cascadas de gran belleza; muy bien equipado, para poder realizarlo con mucho caudal. Algunos tramos pueden mostrar movimientos fuertes con caudales importantes. o Una vez finalizado el barranco, hay que seguir el cauce hasta el puente de los Papúos, donde, con un sólo vehículo, seguiremos por un PR que sale por la margen izda hasta el punto de inicio en Jerte. Actividad clásica en este valle, muy frecuentado por las empresas de aventura.

Papúos, cascada de 30m

Papúos, cascada de la "caracola"

Barranco Papúos, cascadas
Cascadas de las Nogaleas
Barranco abierto y estético; muy bien instalado, para grandes caudales. Se realiza el descenso desde su parte alta, partiendo de la carretera que divide su cauce. Rápeles con largos pasamanos, que atraviesan la vena de una margen a otra; cascadas de hasta 30m, muy estéticas para bajar por el cauce o evitar la vena; otro de los descensos clásicos de esta zona.

Nogaleas, R30

Cascadas en Nogaleas

Cascadas finales en Nogaleas

Descensos en La Vera

Barranco del Gargantón
Bonita actividad, dividida en dos tramos, delimitados por el puente que se cruza en la aproximación. Descenso abierto, su primera parte está compuesta por destrepes y algunos rápeles equipados, alguno de ellos muy estético. El segundo sector es más vertical, con una penúltima cascada de 10 ó 15m, según preparemos o no, un largo pasa manos de 9m. Aproximación y retorno breves; el descenso nos llevó algo menos de dos horas.

Gargantón, R10 en primer tramo

Gargantón, montaje pasamanos en R10-15

Gargantón, badina R10-15

Barranco de la Desesperá
Esperando un día de intensas lluvias, no nos atrevimos a realizar la Ventera o la Hoz; por lo que, para no parar, nos animamos con este pequeño descenso, desplazándonos hasta Arroyo Molinos de la Vera. Lo mejor, la aproximación... que es inmediata, y la bonita cascada de 15m en su inicio; el resto, es un paseo fluvial con algunos destrepes, hasta el último molino con partes restauradas; en total, con retorno incluido: 1,5h.

R15 en la Desesperá
Por esta vez, la climatología no nos permitió realizar ningún otro descenso. Nos quedamos con las ganas de La Nava, el Ventera y La Hoz... que quedan pendientes para servir de inicio en otra visita por estos hermosos lugares...

Bibliografía
Libro "Sistema Central, descenso de barrancos"

Texto y fotos
José Mari Rey García

domingo, 16 de octubre de 2016

FERRATAS POR DOLOMITAS (ITALIA)

08-2016

Tres cimas de Lavaredo, Dolomitas
Los Dolomitas son una cadena montañosa en el norte de Italia. Su nombre se debe a  Deodat   de Dolomieu,   geólogo   francés   que   descubrió   la composición de la roca que conforma el macizo, en 1791. En su entorno hay numerosas cimas que superan los 3000 m, siendo la mayor la Marmolada, con 3.340m. El año 2009 la UNESCO, declaró al parque natural de las Dolomitas, Patrimonio de la Humanidad. 

Dolomitas, ubicación general 

Dolomitas, mapa de situación de la cordillera

Su paisaje se compone de un gran numero de moles rocosas con formas singulares y caprichosas, rodeadas de bosques y verdes prados... conformando todo ello un espectáculo visual difícil de expresar con palabras. De hecho, el gran Messner, natural de la zona, afirmaba que eran las montañas más bellas del mundo... Y debo añadir que, algo de razón no le falta... a lo largo de sus trazados y en varias de sus cumbres, no podíamos reprimir paradas continuas para mirar a nuestro alrededor, así como contemplar el paisaje incomparable que se nos ofrecía desde algunas de sus cumbres.

Este verano nos acercamos a esta cordillera para conocerla a través de uno de sus mayores reclamos: sus ferratas y caminos equipados. Al margen de sus atractivos naturales, durante la Primera Guerra Mundial, este enclave era de gran importancia estratégica al estar próximas las fronteras de Austria e Italia. Las tropas de los distintos ejércitos y milicias que intervenían en el conflicto se distribuían por amplias zonas de esta cordillera; por la linea de cumbres, quedan numerosos vestigios que sobreviven 100 años más tarde: túneles, refugios, fortines, troneras, pasos... y toda una red de caminos equipados con cable para el trasiego de las tropas; caminos colgados que han sido adaptados para su uso deportivo y que permiten disfrutar de estos paisajes y aproximarnos a su más altas cumbres por vías menos convencionales y mucho más atractivas. En el resto del artículo se describen las actividades que hemos realizado a lo largo de estos días.

Restos refugio militar en ferrata Ivano Dibona
Tras un largo viaje en furgo, llegamos a nuestro destino en Cortina de Ampezzo, desde donde nos moveríamos por las diferentes actividades a realizar. Esta localidad es uno de los núcleos neurálgicos de esta comarca en todas sus facetas.

Cortina de Ampezzo
Ferrata Innerkofler y Monte Paterno
La noche había sido lluviosa. La mañana, al igual que el resto de la semana, amaneció luminosa y clara; subimos al aparcamiento de refugio de Auronzo, desde el rodearíamos las Tres Cimas de Lavaredo y nos aproximaríamos a la ferrata Innerkofler. Este paraje y su entorno, conforman una de las mayores atracciones de las Dolomitas.

Para subir al refugio con el vehículo hay que pagar, según el tipo y tiempo... con la furgo, nos cobraron 25 eu.  Seguimos el camino hacia el refugio de las tres cimas y proseguimos por la senda que lleva al primer tramo de túnel que inicia la ferrata. 

Refugio tres cimas y entorno

Subiendo hacia la ferrata
Varios tramos de túnel con empinadas escaleras y troneras a los lados, enlazan con el trecho de trepadas que nos sube al sector de subida al monte Paterno, de 2.746 m; se sube al pico por una vía equipada y al bajar hay otra sección para disminuir la numerosas aglomeraciones que se forman. Desde la cumbre, disfrutamos de  las privilegiadas vistas de las "Tres Cimas"... 

Escalinata en el Túnel

Subiendo por la Innerkofler

Vista de las Tres Cimas desde cumbre Monte Paterno
De nuevo en el collado previo a la subida a la cumbre del Paterno, seguimos por el camino equipado de Delle Forcelle, de vistas espléndidas y donde podremos ver algún nido de ametralladora; tras varios tramos equipados, bajamos una ladera andando hasta el último trozo del mismo que atraviesa un profundo barranco. 

Sendero Della Forcelle
Continuamos por una senda marcada en la parte alta de unas amplias pedreras; en un extremo de la misma descendimos por la pedrera por una traza que nos llevó al fondo del valle, desde la cual retornamos a las proximidades de las Tres Cimas y a nuestro punto de partida, disfrutando a cada paso del excepcional panorama que nos rodea.

Sendero delle Forcelle, hacia nido ametralladora
Esta salida en una de las más concurridas de la zona, es aconsejable levantarse muy pronto para evitar las aglomeraciones. La ferrata está muy bien equipada; según la experiencia,  no es complicada y carece de pasos excesivamente aéreos.

Subida al circo y lago de Sorapis
Al día siguiente nos levantamos algo más tarde y realizamos una salida sencilla al circo y lago Sorapis. Partimos del paso de Tres Cruces, donde se toma un camino cómodo rodeados de bosque; el paisaje se va abriendo y vamos viendo las paredes que anticipan el circo de Sorapis. En la  última parte, aparecen tramos equipados donde no es necesario llevar material. Un último paso con un corto trecho estrecho y aéreo a superar con tiento. Enseguida, llegamos al circo y hermoso lago de aguas color turquesa; salida tranquila, muy concurrida, pero de gran belleza.

Lago Sorapis

Ferrata Lipella y Tofana di Rozes
Sin lugar a dudas, la actividad que más me gustó. Madrugamos para llegar empezar pronto desde el refugio de Dibona. Nos pusimos con diligencia en marcha; en el camino al "Castelletto" por las faldas de la Tofana nos fuimos juntando numerosos grupos con los que compartiríamos la jornada hasta la cima. La mirada se nos va hacia el panorama de la izquierda: formidables vistas de la Marmolada, de las peñas de las 5 Torres y de vertiginosas paredes cercanas.

Hacia el Castelletto, vista de la Marmolada
Llegados a la base del "Castelletto" nos colocamos la frontal y los elementos de progresión, y empezamos a trepar por el túnel de 500m que atraviesa esta peña; en la empinada subida advertiremos las habituales troneras utilizadas por los militares de la Gran Guerra.

Inicio de la ferrata Lipella, entrada al túnel de Castelleto.

Túnel del Castelletto
Salimos del túnel y un tramo de ferrata nos deposita en la base de la parte posterior del peñón; se sigue por una senda a los pies de las paredes de la Tofana. Retomamos la ferrata y vamos ganando altura hasta unas gradas por las que avanzamos por una senda en la cornisa. El itinerario gana altura de esta misma manera: subida por la pared, con tramos atléticos agarrados por el cable y sendero por la cornisa hasta el siguiente trozo ascendente, algunos pasamanos... magníficas panorámicas del Val de Travenanzes.

Ferrata Lipella

Pasamanos en ferrata Lipella antes del "escape"
Tras varias horas de subida llegamos a un "escape" que nos lleva al refugio de Giussani o podemos continuar ascendiendo otros 500 m de desnivel durante 2-3 horas, en las que ascenderemos por un circo espectacular hasta una la parte final de la subida a la Tofana por su ladera norte; a unos 200m hasta la cima.

Ferrata Lipella, último tramo de subida

Ferrata Lipella, circo en su parte final

Ferrata Lipella, camino final hacia la cumbre de la Tofana
Las desde la Tofana, en un día claro como el que tuvimos, las vistas son incomparables... para mí, lo mejor que he disfrutado, no tenía prisa por bajar. Después bajamos zigzagueando, rodeamos el refugio Giussani y proseguimos la bajada por camino claro hasta el refugio de Dibona.

Uno de los panoramas desde la Tofana
Otro panorama desde Tofana

Descendiendo del Tofana por Giussani
Ferrata bien equipada, no complicada para habituados a estas actividades; con partes más verticales que requieren mayor esfuerzo o técnica. Actividad larga en su conjunto, que precisa de buena condición física.

Lagazuoi, túnel y "Cengia Martini"
Tras otra jornada intensa, una más calmada, pero no por ello menos interesante. Nos aproximamos al paso de Falzarego, donde el funicular nos llevaría a los refugios de Lagazuoi, cercano a la cima del mismo nombre, de 2.835m que hoyaremos con un corto paseo.

Subida por el funicular hacia Lazaguoi

Vistas de la Tofana desde Lazaguoi
Después seguimos las indicaciones que llevan a la galería del túnel  del mismo nombre; una senda que pasa al lado de un amplio socavón, fruto de la explosión de una gran bomba, nos llevará a la puerta que da acceso a la galería.

Tramo de senda hacia la boca del túnel

En la boca del túnel
El túnel, de más de un kilómetro, desciende por el interior de la montaña; nos equipamos con la frontal y a los pocos metros de descender, se divide en dos: podemos bajar por cualquiera de las dos opciones, ya que se acaban juntando más abajo; nosotros continuamos por la derecha. El itinerario nos mostrará troneras, puestos de ametralladora, barracones de la tropa, zonas entibadas y escaleras a galerías colgadas. Salimos al exterior y vemos una estancia de oficiales restaurada, incrustada en la roca. El recorrido es un museo al aire libre por los laberintos y estancias de este complejo militar. Tras el corto paso por el exterior, seguimos el vertiginoso descenso por unas escaleras muy empinadas, nos juntamos con la otra vía, donde un plano nos indica nuestra posición.

Por el túnel de Lagazuoi

Nido de ametralladoras

Galería descendente hacia "Cengia Martini"
La bajada prosigue con galerías laterales, aljibes de agua y algún teleférico para el transporte de suministros. Algún cartel nos anticipa la proximidad de la vía "Cengia Martini", un sendero colgado que termina en los restos de las instalaciones donde los defensores italianos resistieron numerosos ataques de las tropas austriacas. La senda es de ida y vuelta; tras el retorno, se prosigue por el túnel unos metros y salimos al exterior para proseguir el descenso por el exterior hasta retornar al paso de Falzarego.

Sendero "Cengia Martini"

Al fondo restos en la roca de las instalaciones del "Cengia Martini"

Barracón en "Cengia Martini"
Zonas equipadas con cable, pero no se precisa de material de ferrata, sólo la frontal. Se puede realizar el recorrido a la inversa, subiendo por al galería, pero es más recomendable subiendo por el funicular y descender por el túnel; salida corta de 2-3 horas.

Ferratas Ivano Dibona y Cristallo
Otra de las ferratas  con más nombre de las Dolomitas; discurre por un sendero vertiginoso en las proximidades del Cristallo; un camino utilizado por los militares austriacos para defender sus posiciones de las tropas italianas. En los años 60 fue recuperado por varios guías de motaña de la región, entre ellos, el desaparecido Ivano Dibona, en cuya memoria ha sido denominado. A lo largo de su trazado encontraremos restos de refugios y puestos militares; cerca del refugio Lorenzi deberemos cruzar el famoso puente de 30 metros donde Silvester Stallone rodó la película "Máximo Riesgo".

Aproximación ferrata Ivano Dibona, en el sentido horario.
 Se sale desde el aparcamiento de Río Gere, cera de Cortina, en las proximidades del paso de Tre Cruce. Tomamos a primera hora el funicular que nos permite ganar altura; desde aquí, hasta hace poco se podía subir hasta el refugio Lorenzi mediante unas antiguas telecabinas. A la fecha, están fuera de servicio y hay que optar por directamente por la pedrera que lleva al refugio Lorenzi -sendero antihorario- o por el largo camino en el sentido horario y luego bajar por la pedrera.

Inicio de la ferrata en el sentido horario

La inoperancia de las telecabinas ha provocado que el refugio Lorenzi esté cerrado y que la afluencia de gente para realizar la Ivano Dibona o la ferrata del Cristallo sean mucho menores.

Ferrata Ivano Dibona, tramo equipado
Optamos por realizar el recorrido en el sentido horario; seguimos por la senda que va por bosque y pedreras hasta una empinada subida entre rocas para alcanzar la ferrata Ivano Dibona. La subida alterna tramos equipados con otros de andar en una larga subida; veremos la desviación al Hospitale nosotros proseguiremos por la derecha hacia el refugio Lorenzi entre cornisas; discurrimos entre los vestigios de refugios.., tenemos la opción de subir a varias cumbres antes de tomar el collado que nos lleve por una larga arista al famoso puente cerca del refugio, donde la foto es de obligado cumplimiento.

Ferrata Ivano Dibona, caminando por la cumbre

Ferrata Ivano Dibona, refugio mkilitar


Ferrata Ivano Dibona

Ferrata Ivano Dibona

Ferrata Ivano Dibona, puente de 30m película "Maximo Riesgo"

Telecabinas junto al refugio Lorenzi

Un descanso y desde el refugio seguimos la ferrata del Cristallo, que nos lleva a la cumbre del Cristallo di Mezzo. Caso de realizarla, nos llevaría 2-3 horas. Pensábamos tomar el funicular de vuelta, pero el tiempo de la Cristallo era superior al que habíamos visto en la información, así que no podíamos llegar. Disfrutamos de la cumbre y la vuelta la realizamos sin dilación  por la empinada pedrera hasta la zona del funicular. Desde allí, seguimos algunas sendas con marcas que nos devolvieron al aparcamiento.

Cumbre del Cristallo di Mezzo

Recorrido y ferrata larga y exigente fisicamente, sobre todo si hacemos también la del Cristallo; por lo demás, no ofrece problemas técnicos y está perfectamente equipada.

Ferrata de la Marmolada y Punta Pernia
Para la última jornada por estas montañas, nos trasladamos al enclave de su mayor pico: la Punta Pernia -3.343m-, en la Marmolada. Ya en un aparcamiento para caravanas en el lago di Fedaia, nos atrapa la visión del amplio circo y los restos del glaciar de la Marmolada.

Funicular de subida a la Marmolada

Madrugamos para tomar el funicular y volverlo a tomar a la bajada; tras dejar el funicular, seguimos una senda con marcas hacia el W siguiendo los pasos de otros montañeros. Con la vista ya en el Piccolo Vernel, a la izquierda vemos una ladera con hielo que atravesamos con los crampones  hasta su extremo donde empieza la ferrata de subida a la Marmolada. Nos ponemos el material de ferrata con rapidez ya que se acumula mucha gente; la ferrata sube con vistas magníficas hasta que finaliza junto a otra zona de glaciar que nos muestra la línea de roca que lleva a la cumbre.

Caminando hacia el inicio de la ferrata

Ferrata de la Marmolada 

Ferrata de la Marmolada
En menos de media hora estaremos en la misma y junto al refugio. Vistas magníficas y a nuestros pies, la bajada por el glaciar de la Marmolada. Nos equipamos con crampones, piolet y encordados; bajamos por el S hasta un collado de roca equipado con cable para bajar al siguiente tramo del glaciar, donde se observan numerosas grietas. 

Cumbre de Punta Pernia, en la Marmolada

Descendiendo por el primer tramo de glaciar

Descendiendo por tramo intermedio de roca, entre glaciares
Nos quitamos los crampones; superado la bajada de roca nos los volvemos a poner y a encordarnos, siguiendo el sendero marcado en el hielo. Tramo de roca con los crampones y se sigue la traza, superando diversas grietas con las debidas precauciones. Una última ladera helada y llegamos a la lengua rocosa final que nos lleva nuevamente al funicular y a la bajada del aparcamiento.


Glaciar de la Marmolada


Glaciar de la Marmolada
El glaciar no es muy complicado pero hay que ir debidamente equipados y realizarlo convenientemente; el tramo de ferrata no ofrece grandes dificultades y, al igual que el resto, perfectamente montados.

Con esta atractiva subida terminamos nuestra visita a las dolomitas por esta temporada; una toma de contacto que nos ha permitido disfrutar intensamente de estos paisajes. Nos vamos satisfechos, pero con muchas ganas de volver... nos desplazamos a Venecia para hacer algo de turismo y posteriormente al valle de Susa en los Alpes Italianos para realizar varios barrancos...

Bibliografía
Libro "Marchas, ascensiones y ferratas por las Dolomitas y Brenta".
En wikiloc puedes encontrar track y wpt a la mayoría de las actividades.
Cartografía utilizada, en papel y para GPS en web Mapas Alternativas Libres
Mapas turísticos suministrados en oficina turismo Cortina Ampezzo.

Texto y fotos
José Mari Rey García