domingo, 1 de agosto de 2010

LAS "CALDERAS" DE NEILA (Burgos)

En el entorno del parque de las “Lagunas de Neila”, en su lado Sur, se encuentra el barranco que da origen al arroyo de Palazuelos. La cabecera del mismo está configurada por un encajonado y bello desfiladero conocido por las “Calderas de Neila”. El recorrido más característico abarca un tramo de 1,5 km desde la cabecera del barranco, salpicado de cascadas y grandes marmitas. Podemos recorrer el desfiladero siguiendo una senda que discurre por su interior, la cual permite, en condiciones normales de caudal del arroyo, salvar los saltos de agua con relativa comodidad. Otra opción es el descenso del barranco con cuerdas y neoprenos, ya que el mismo está equipado en su totalidad.

Lagunas de Neila desde el pico "Campiña"

Aproximación:
Podemos acercarnos a su cabecera desde el aparcamiento del parque de las “Lagunas de Neila”; tomamos el camino que va a las lagunas Larga y Negra; entre las dos –refugio- discurre una senda por la que se sube fácilmente al cordal que rodea las lagunas. En su parte superior, descendemos con dirección Sur hacia la cabecera del barranco, la cual destaca de lejos por un amplio grupo de formaciones rocosas; tiempo aproximado: 45 m a 1,15 horas.

El descenso hacia el desfiladero desde la parte superior del cordal está sembrado de balizas de piedra que marcan el camino. No hay una única vía de bajada, sino que se pueden encontrar diversas alternativas para llegar a la cabecera en un tramo que abarca cerca de un kilómetro.


 Cabecera de las "Calderas"

Las Calderas.
La cabecera del barranco es abierta y está flanqueada por grandes bloques rocosos y un espeso bosque de pino albar. El interior del mismo está colonizado por abundante vegetación, por lo que es recomendable avanzar por la parte superior del mismo hasta que el barranco se va estrechando; encontraremos balizas de piedra que nos señalan varios caminos para bajar a la senda que discurre por el arroyo. 

Estrechamiento en las "Calderas"

Una vez en el interior del desfiladero, a medida que se estrecha, encontraremos una marcada senda que discurre paralela al arroyo. Caminamos encajonados por grandes bloques de conglomerado del jurásico encontrando con rapidez los primeros rapeles. La senda -encontramos algunas balizas de piedra- permite sortear los saltos. Rodeamos una cascada de unos 12 metros; abajo vemos a la derecha una estrecha repisa en la roca que permite acercarnos cerca de la base de esta hermosa "caldera"; para evitar caídas al agua hay una pasamanos de cuerda que nos ayuda en la travesía de ida y vuelta.

Cascada de R12


Avanzamos por el sendero, teniendo que superar unos grandes bloques que se interponen en nuestro camino -podemos pasar por los extremos-. Llegamos a otro rapel de 10-12m; en el suelo vemos un agujero que da acceso a una galería bajo la roca que circula junto al agua del torrente. Nos colamos por el hueco en el cauce y destrepamos un resalte, enlazando nuevamente con la senda. Otro destrepe nos permite sortear otra bella "caldera". El camino gana altura sobre el río y avanzamos por encima con facilidad; vemos con más perspectiva la siguiente sucesión de calderas que llevan a una de las últimas y más hermosas cascadas de unos 4-6m que desemboca en una amplia marmita -según la época del año, invita a darse un chapuzón-. Desaparecen las grandes paredes, nos vemos rodeados por el bosque y el cauce se puede pasar con facilidad; hasta aquí la parte principal del barranco y el recorrido habitual a pie.

Al otro lado de la cascada, podemos ver unas balizas de roca que señalan el camino para volver por el bosque de pinos a la cabecera del barranco; y desde allí, retornar por nuestro camino de aproximación.

De todas formas, el desfiladero tiene todavía varios rapeles que se pueden realizar; sigue una larga fila encadenada de marmitas estrechas y alargadas que enlaza con otro par de rapeles; después un último salto de 4-6m que no está equipado -se coloca la cuerda alrededor de un bloque empotrado que no suele dar problemas de recuperación-. A partir de aquí la bajada no está preparada y el avance por el cauce se hace penoso y poco recomendable.


R4 con marmita profunda

Tracks para GPS
En wikiloc se pueden descargar varios track para GPS que describen recorridos por las "Calderas" desde diferentes puntos de partida.

R4 con amplia marmita

Barranquismo:
En condiciones normales, la mejor época para su descenso es la primavera e inicio del verano. A continuación, hemos elaborado una ficha preliminar del barranco que puede ser de utilidad para su descenso; todos los rapeles se encuentran equipados a excepción del último.
  • R6 (2 anillas)
  • R12 (anillas)
  • R4 (2 anillas)
  • R11 (2 anillas).
  • R4 (2 anillas).
  • Varias marmitas a pasar con pequeños saltos.
  • R4 Según miramos a la cascada a la derecha, veremos el primer mojon de piedras que marca el camino de vuelta por la parte alta a la cabecera del barranco.
  • Varias marmitas pequeñas.
  • R5 (Anilla + spit)
  • R6 Pasar la cuerda por bloque de piedra empotrado. Aquí termina el barranco para hacer a nivel barranquista, en adelante está muy embrozado y salvaje y sin rapeles importantes.
Material:
  • Neopreno completo.
  • 1 cuerda de 30m
Texto y fotos:
José Mari Rey García

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. las calderas no son de neila

    ResponderEliminar