sábado, 19 de febrero de 2011

OCHATE, EL PUEBLO "MALDITO"

Junto a la torre de Ochate
El Condado de Treviño es un “pedazo” de Burgos en pleno corazón de Álava, a escasos kilómetros de Vitoria. Desde hace varias décadas uno de los pueblos de esta comarca se ha convertido en un lugar de peregrinaje para los amantes de lo paranormal: el “pueblo maldito” de Ochate.

Y es que su historia tiene los ingredientes necesarios para escribir el guión de una película de miedo: un nombre con doble sentido, muerte, apariciones, fenómenos extraños... Es la leyenda de un “pueblo maldito”, aunque también se le denomina como “pueblo fantasma”. Un relato fascinante, oscuro y cuajado de misterio.  

LA LEYENDA Y LOS FENÓMENOS EXTRAÑOS
El propio nombre de Ochate es singular; proviene del euskera y significaría “puerta del frío” o “puerta secreta”. Con anterioridad hay un registro del siglo XII en los archivos históricos de ambas provincias donde el término se menciona como “Goate”, cuya interpretación sería “puerta de arriba”. Un siglo más tarde se construye la torre que ahora es el único vestigio del antiguo Ochate, y que estaba dedicada a San Miguel Arcángel. Su emplazamiento era estratégico, a cierta altura, y el color blanquecino de sus piedras hacían que durante la noche fuera distinguible desde muy lejos, como un faro para orientar a caballerías y campesinos.

Se abre un paréntesis en la historia desde 1254 hasta el siglo XVI. En 1557 Ochate era un despoblado, permaneciendo vacío hasta 1752, en el que el censo da referencia de cuatro vecinos y veintidós habitantes. Durante el siguiente siglo su población crece y se producirán consecutivamente, en una década, tres epidemias que diezmarán a sus habitantes. En 1860 se propaga la viruela, de la que apenas sobreviven una decena de personas. Cuatro años más tarde será el tifus quien devaste el lugar. Tras estas calamidades Ochate volvió a repoblarse, pero en 1870, otra plaga de cólera, sepultó a los pocos que quedaban. El cementerio no daba abasto y se decidió enterrar muchos cuerpos en la vaguada que flanquea la aldea –el “Hoyo”-.

Después, el lugar quedó absolutamente desierto. Pero lo curioso es que, a pesar de ser enfermedades infecciosas y muy contagiosas, ningún poblado de los alrededores sufrió sus efectos.
También es conocida la existencia de los restos de una necrópolis, con tumbas antropomórficas de pequeño tamaño excavadas en la piedra. Se cuentan historias sobre “tumbas de niños”, e incluso se barajaba la idea de que habían podido contener a seres extraterrestres. Está antes de llegar al pueblo, y nuestro itinerario pasa junto a las mismas.

Tumbas antropomórficas
Sin embargo, no es hasta el año 1981 cuando la villa de Ochate se hace famosa debido al reportaje "Luces en la Puerta Secreta", publicado por la revista "Mundo Desconocido" y cuyo autor fue el parapsicólogo vitoriano Prudencio Muguruza. El artículo se basaba en una fotografía que el autor tomó ese mismo año, y en la que aparecía un OVNI en las cercanías de Ochate. Hubo numerosos expertos que hablaron de montaje. La imagen fue sometida a diversas pruebas por la Universidad de Bilbao que no pudo demostrar su falsedad. Además de la instantánea, el artículo saco a la luz la leyenda negra del pueblo.

A partir del reportaje surgen relatos antiguos y nuevos fenómenos relacionados con el “pueblo maldito”, la mayor parte de las veces sus descubridores son investigadores de lo paranormal como el propio Muguruza o Iker Jiménez.

Estas incógnitas hablan de:
  • 1868: En pleno trabajo de reconstrucción de la aldea, desaparece en extrañas circunstancias el párroco Antonio Villegas. 
  •  1947: Vecinos de varias localidades avisan a las autoridades sobre la presencia de “extrañas luminarias” en las ruinas de Ochate. También cae un rayo en la torre de la iglesia, apareciendo un medallón.
  • 1980: se graba una psicofonía donde se escucha “Pandora” o “kanpora” (que significa “fuera” en euskera).
  • 1981: Prudencio Muguruza toma la fotografía del “OVNI de Treviño”.
  • 1986 y 1987: se habla de varias apariciones paranormales y de nuevos avistamientos de OVNIS.
  • 1987: varias compañías de carros blindados de la base militar de Araca, en Vitoria se pierden durante más de cuatro horas debido a una espesa niebla en el término de Ochate.
QUE HAY DE CIERTO 
Un trabajo del investigador Enrique Echazarra basado en el estudio de los archivos históricos de Burgos y Álava, revela que en el año 1295 Ochate quedó deshabitado por circunstancias habituales del bajo medievo (tierras poco productivas y clima adverso). Siglos más tarde, en 1522, el pueblo fue de nuevo habitado y alcanza cierta importancia en la comarca. Algún diccionario geográfico posterior al de su supuesta desaparición por la última epidemia (1870) cita a Ochate con población, edificios, y otros datos habituales en este tipo de diccionarios. Por lo que de una manera objetiva se puede afirmar que Ochate no se despobló en el año 1870.

Las fechas de las plagas en el pueblo no coinciden con las epidemias de estas enfermedades que azotaron las provincias de Álava y Burgos, y no existen datos en el archivo episcopal de mortandades tan elevadas. 

Ermita de Burgondo
Algunos documentos del archivo diocesano de Vitoria hablan de visitas pastorales a la zona. Y hay fotografías del pueblo todavía en pie recogidas del fondo fotográfico de la Diputación Provincial de Burgos. Por ello, se estima que el pueblo fue abandonado entre los años 1910 y 1930 en circunstancias naturales, debido a la migración a las ciudades, al igual que sucedió con muchas poblaciones en aquella época.

En lo referente a los nichos de la necrópolis medieval, datan del bajo medievo (siglos VIII-X). En la provincia de Álava existen numerosas tumbas similares, las cuales han sido objeto de estudios que determinan su época y utilización.

La existencia de fenómenos paranormales tiene sus partidarios, que consideran veraces las distintas historias de apariciones y otros fenómenos. Pero también, a la vista de lo expuesto, hay muchos detractores que consideran los datos que forjaron esta leyenda como poco fiables, recalcando que los sucesos en que se fundamenta la misma se basan más en la divulgación popular y el sensacionalismo que en datos científicos o históricos. 

MI EXPERIENCIA
Hasta hace pocos años no sabía nada del fenómeno de Ochate. Entonces me comentaron algo sobre un “pueblo fantasma”, y de un amigo que había ido a pasar la noche con una experiencia alucinante... En mi caso, me interesaba, sobre todo, que era un sitio donde poder plantear una excursión. Así, que les pedí que me pasasen una copia del artículo (de Iker Jiménez), por si decidiera ir a verlo. Lo leí y archivé.; y años después, me pasé por este lugar.

He estado en Ochate en varias ocasiones; de camino, antes de llegar, la imagen de la torre te acompaña durante gran parte del trayecto. Ciertamente, es como un faro. Se sea “creyente” o no su historia te seduce, y tu cabeza, de forma espontánea, imagina y trata de captar o descubrir “algo”. No en vano, es de esos cuentos oscuros que se cuentan al calor de una hoguera, entre sombras, y donde escuchamos absortos al narrador, en silencio y con atención. Lo que más me impresiona, como a la mayoría, es la torre: solitaria, blanca, enigmática y misteriosa.

La pregunta repetida es: ¿pero notaste algo...? Sí, algo hubo, pero siempre que voy me llevo un gran susto: el pueblo es un estercolero, y la torre está hecha una pena por los “graffiti”. Muchos de los que lo visitan no se preocupan de llevarse la basura y las consecuencias de esta actitud poco cívica son lamentables. Los Amigos de Ochate han hecho alguna limpieza y, desde aquí, animo a todos los que pases por el pueblo a que contribuyan a mantener limpio este lugar.

Por lo demás, no entro a valorar la veracidad de las historias, he leído mucho sobre el tema, y respeto todas las opiniones. Hemos expuesto la leyenda y argumentos en contra, saca tus propias conclusiones... Como digo, supongo que es un sitio donde la imaginación vuela y corretea por los rincones sin que podamos retenerla. Un lugar que mata nuestro universo rutinario, y estimula sensaciones olvidadas. 

UN PASEO POR OCHATE Y SU ENTORNO
Para los que se animen a hacer una visita por Ochate, les proponemos un recorrido que pasa por los lugares más característicos; puedes descargar el track y waypoint para GPS del recorrido en wikiloc, en las rutas del usuario "espeleogel".



BIBLIOGRAFÍA
 ARROYO, Antonio y CORRAL, Julio, “Ochate Realidad y Leyenda del Pueblo Maldito”.
www.ochate.tk
www.ochate.com 

TEXTO Y FOTOS
José Mari Rey García

No hay comentarios:

Publicar un comentario