lunes, 23 de septiembre de 2013

Travesía Acebo-Rubicera (Cantabria)

09-2013

Esta travesía ha sonado recientemente por todos los medios de comunicación, ya que varios espeleólogos madrileños permanecieron en su interior durante 4 días. Por nuestra parte, estábamos con ganas de realizarla, pero con respeto por las zonas estrechas que hay que superar. 

Pozo de entrada del Acebo
La travesía no es tan complicada para lo que se podía pensar, pero es exigente físicamente y selectiva por varios tramos estrechos: laminador Anoréxico, paso de los Bufidos y galería del Cardin;  ésta última, es un largo laminador de 300m, en los que los primeros 100 son los más duros, sin embargo, todos coincidimos en la belleza del tramo. Respecto a estos pasos, comentar que el laminador Anoréxico es un paso bastante corto, sólo de unos 3-4m y sin grandes problemas; para los Bufidos nos quitamos el arnés y el material de progresión, siguiendo las indicaciones de la documentación no tuvimos problemas en encontrarlo; el paso no es tan complicado como parece, es estrecho, pero se supera bien. Luego volvimos a ponernos el arnés para un pozo y nos lo volvimos a quitar para el laminador del Cardín; primer tramo del mismo se pasa bien, pero estrecho y buscando las zonas más anchas y cerca de la pared derecha. El resto, es más cómodo, pero hay que arrastrarse todo el rato y lo normal es que te mojes entero.

Pozos en Acebo
En general está bien balizada, pero hay que estar continuamente atentos para no despistarse. Una vez en el libro, apuntamos los datos de nuestro grupo y nos dirigimos hacia la Rubicera por la galería del Chocolate. En la base del pozo de Chocolate repusimos fuerzas y empezamos a subir sin dilación. En las galerías de Rubicera no tuvimos problemas; el balizado es correcto, pero íbamos atentos a la perspectiva de la cueva en ambos sentidos. "La Batidora" fue de los últimos escollos molestos dentro de la cueva, aunque después de las otras estrecheces lo pasamos sin grandes dificultades. 

Galería en Acebo
A medio camino de la trave un compañero se lesionó un tobillo por la caída de una piedra, si embargo el pundonor y algún medicamento permitió que saliese por su propio pie; salíamos 12 horas después por la Rubicera; el esfuerzo había valido la pena. El cielo estaba estrellado, trepamos por los graderíos hasta la senda que nos llevaría de vuelta. Una noche preciosa, disfrutamos del retorno al coche y de esta preciosa travesía...

Enlaces de interés con otras crónicas de esta travesía
http://clubabismo.blogspot.com.es/2013/08/rescate-de-4-espeleologos-de-espeleo.html#more
http://clubviana.mejorforo.net/n298-travesia-acebo-rubicera-31-8-2013
http://xtreemcanyon.blogspot.com.es/2013/09/acebo-rubicerauna-de-las-grandes.html

Texto y fotos
José Mari Rey García

2 comentarios:

  1. A priori una persona no corpulenta, no hace falta que se quite el arnés ni los aparatos, pero eso a eleccion del consumidor esta claro...

    ResponderEliminar
  2. Nosotros nos quitamos los zarrios para pasar lo más holgados posible pero, en general, creo que si te quitas aquellos que se te pueden enganchar, pasas bien.

    ResponderEliminar